El presidente de Cuba culpa a EE UU de la guerra y alaba a Putin por la anexión de territorios ucranios

Miguel Díaz-Canel destaca desde Moscú el análisis “riguroso desde el punto de vista histórico” del líder ruso y promete devolver las deudas que el Kremlin aplazó a la isla hasta 2027

El presidente de Cuba, Miguel Diaz-Canel, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, este martes en la inauguración del monumento a Fidel Castro en Moscú. Foto: SERGEI GUNEYEV (AFP) | Vídeo: EPV

Dos países unidos por las sanciones y su enfrentamiento frontal contra Estados Unidos. Los presidentes de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y Rusia, Vladímir Putin, se han reunido este martes en Moscú en busca de apoyo mutuo. Menos tibio que su país en la Asamblea General de la ONU, donde la isla caribeña se abstiene en las resoluciones que condenan las conquistas rusas, el mandatario cubano ha alabado ante el ruso la anexión de varias provincias de Ucrania al mismo tiempo que ha acusado a Estados Unidos de provocar la guerra por aceptar más países dentro de la OTAN. Además, La Habana se ha comprometido con el Kremlin a devolverle la deuda que Moscú le aplazó hasta 2027 justo antes de comenzar su ofensiva.

“Denunciamos las sanciones contra Rusia y las fuentes del conflicto actual, para que no haya equivocaciones, para que no responsabilicen a Rusia”, ha resaltado el presidente cubano al inicio de su encuentro con Putin. Díaz-Canel acusó primero a Washington de ampliar la Alianza Atlántica “de forma inadmisible” hacia la frontera rusa, y alabó “el análisis tan riguroso desde el punto de vista histórico” con el que Putin justificó la ofensiva y la anexión del territorio de un país soberano como Ucrania, reconocido como tal por la propia Rusia tras la caída de la URSS. “El mundo tiene que despertar, ¿Quién impone las reglas? ¿Quién crea las reglas que ellos mismos violaron?”, ha dicho el político caribeño citando al propio Putin, al que ha señalado como el líder que dirige el planeta a “un nuevo mundo multipolar”.

Díaz-Canel acusó directamente a Washington de la invasión rusa de Ucrania. “Para nosotros, esta visita tiene una honda significación. La hacemos en un momento en que ambas naciones están sometidas a sanciones injustas y proceden del mismo enemigo, el imperio yanqui que ha manipulado a una parte importante del mundo”, dijo el mandatario cubano antes de subrayar su “compromiso con la Federación de Rusia en este conflicto [la guerra contra Ucrania]”.

Antes de celebrar su encuentro, Díaz-Canel y Putin inauguraron un monumento a Fidel Castro en el barrio moscovita de Sókol. El tiempo no acompañó en el homenaje al revolucionario que retuvo en sus manos las riendas de Cuba casi medio siglo, pues una lluvia gélida cubrió de hielo la capital. “Juntos fortaleceremos aún más nuestra alianza y defenderemos los grandes valores de la libertad, la igualdad y la justicia”, dijo Putin durante el acto, donde un grupo de soldados rusos de gala depositó ramos de flores junto a la estatua.

Aunque la isla caribeña es aliada de Rusia, se encuentra en una situación comprometida por haber mantenido buenas relaciones con Ucrania y por la incoherencia de su supuesta lucha “antiimperialista” mientras el Kremlin se anexiona otros territorios. Ello se ha visto en su errática posición sobre la guerra en la Asamblea General de la ONU. El pasado 2 de marzo, se abstuvo en la votación de la resolución que exigía a Moscú el cese inmediato de las hostilidades, y La Habana también se mantuvo al margen en octubre, cuando Naciones Unidas condenó la anexión rusa de territorios ucranios. El representante del país caribeño aprovechó su intervención para denunciar entonces la “suprema hipocresía” de occidente y mostró su tibieza ante el expansionismo ruso: “Es nuestra responsabilidad reducir las tensiones, no elevarlas”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sin embargo, el régimen cubano sí ha apoyado al Kremlin en otras circunstancias. Por ejemplo, rechazó a mediados de noviembre otra resolución que insta a que Moscú pague reparaciones de guerra a Kiev, y en abril votó en contra de suspender la actividad de Rusia en el comité de derechos humanos del organismo internacional.

Prórroga

Uno de los puntos más importantes de la visita de Díaz-Canel es la asistencia financiera para el régimen cubano. Dos días antes de que comenzase la guerra, el 22 de febrero, el Parlamento ruso ratificó una prórroga hasta 2027 para que La Habana devuelva el dinero que queda pendiente de unos 2.300 millones de dólares que recibió del Kremlin entre 2006 y 2019 en préstamos a sus empresas.

Cuba dejó de abonar su deuda en 2020 y pidió más tiempo cuando Moscú aún podía pagar su poder blando con la exportación de gas y petróleo. Ahora, bajo unas sanciones más duras, el Kremlin necesita ingresos. “Me gustaría decir que Cuba está lista para cumplir sus obligaciones financieras que tiene con Rusia tan pronto como la situación económica se alivie un poco y sea posible”, dijo este martes Díaz-Canel durante otro acto en la cámara alta del Parlamento.

La gira del mandatario cubano continuará con un viaje de Estado a China del 24 al 26 de noviembre, durante el cual se reunirá con el líder chino, Xi Jinping.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS