Ribera tacha de “tomadura de pelo” la propuesta de Bruselas para limitar el precio del gas

La vicepresidenta amenaza al Ejecutivo comunitario con no apoyar iniciativas de la Comisión Europea en otros ámbitos si no hace “una propuesta seria”

Teresa Ribera, este miércoles, en el Congreso.Foto: Europa Press | Vídeo: EFE

El Gobierno español eleva el tono, y de qué manera, contra la propuesta de limitación de los precios del gas desvelada ayer por el Ejecutivo comunitario. La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha calificado este miércoles de “tomadura de pelo” lo puesto encima de la mesa por Bruselas y ha adelantado su rechazo frontal en la cumbre de ministros de Energía que se celebrará este jueves en Bruselas. “Genera el efecto contrario del deseado, provoca una mayor incremento artificial de precios, poniendo en riesgo todas las políticas de contención de precios. La Comisión Europea no se lo ha tomado en serio”, ha añadido.

La propuesta del Ejecutivo comunitario pasa por un tope sobre el precio del gas en el índice TTF holandés —el que sirve de referencia en el conjunto de la UE— que, en la práctica, es casi inaplicable: la cotización tendría que superar los 275 euros por megavatio hora (MWh) durante al menos dos semanas consecutivas. Una situación que no se dio ni en los peores momentos de la crisis de precios, el pasado verano.

La negativa española no será la única con la que se encontrarán los altos funcionarios europeos en la reunión de este jueves. “La Comisión va a oír cosas muy duras por la inmensa mayoría de ministros. Me consta que hay un nivel de indignación muy alto entre la mayoría de Estados miembro”, ha sentenciado Ribera. “Pedimos que elaborasen una propuesta y, a última hora, presenta esto, que no es una propuesta sino una tomadura de pelo. O se hace una propuesta seria, o simplemente vamos a dejar de apoyar otras propuestas de la Comisión en otros temas que le puedan resultar importantes para ella”, ha dejado caer, amenazando con llevar el descontento a otros planos de decisión.

El precio del gas ha escalado este miércoles algo más de un 8% en el mercado TTF. Una subida que se puede achacar parcialmente a la inacción comunitaria, pero también a la perspectiva de bajada de las temperaturas la semana que viene en casi todo el continente, que elevará la demanda de los hogares. Las calefacciones suponen algo más del 40% del consumo de gas natural en los Veintisiete, una cifra especialmente elevada en los países del centro y el norte de la Unión.

“Tranquilidad” tras el fiasco de la subasta de renovables

La cuarta subasta de renovables, celebrada este martes, ha sido un jarro de agua fría. La convocatoria quedó prácticamente desierta: solo se adjudicaron 45 de los 3.300 megavatios (MW) de potencia eólica y fotovoltaica que pretendía adjudicar el ministerio. Este miércoles, antes incluso de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) validase esa cifra, Ribera ha reconocido el “momento muy convulso” que atraviesa el sector, aunque dice haber “detectado mucha tranquilidad” por parte de los promotores.

“Es verdad que vivimos momentos de mucha incertidumbre en el mercado de materias primas y respecto a la financiación, pero seguimos considerando este método de subasta como el que más estabilidad aporta”, ha defendido la número cuatro del Ejecutivo. “Tranquilidad, habrá más subastas; este resultado no indica en absoluto que no exista un apetito inversor”, ha añadido, al tiempo que no descartaba una “negociación individual” con los “operadores industriales”.

En una nota informativa, el ministerio ha achacado el mal resultado de la subasta a “los elevados precios de mercado eléctrico, la elevada inflación, los tipos de interés al alza, y las tensiones en las materias primas y en los equipos”. En las próximas convocatorias, agrega, “se tendrá en cuenta el volumen de potencia que no se ha asignado hasta ahora”, sin ofrecer más detalles al respecto.

Las mayores críticas al proceso las ha vertido la Asociación Empresarial Eólica (AEE), que ha apelado a que se tengan en cuenta tanto la crisis energética como “la coyuntura económica” que ha generado. También se ha quejado de los retrasos administrativos en los proyectos que ya cuentan con la autorización de acceso por parte de Red Eléctrica de España (REE): “El ritmo de la tramitación administrativa de proyectos renovables supone un factor cada día más importante en la toma de decisión de los participantes en las subastas”, se lee en un comunicado, en el que pide que “no se pierda el volumen no otorgado en esta subasta y que las futuras subastas reflejen el precio real de la energía”. El hecho de que la convocatoria no haya tenido en cuenta la fuerte inflación de los últimos meses ha supuesto, a juicio de la patronal, “un factor determinante en la baja adjudicación” de la convocatoria celebrada este martes.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS