Los jugadores de Alemania posan con la boca tapada ante las censuras de la FIFA al brazalete arcoíris en Qatar

La selección liderada por el meta Manuel Neuer, que había advertido de sus intenciones de portar la cinta con el lema ‘One Love’, protesta así ante las amenazas recibidas

La selección de Alemania se manifestó contra la censura de la FIFA durante el partido de su debut en el Mundial de Qatar, ante Japón. Eran las cuatro de la tarde en Doha cuando, tras los himnos ceremoniales de presentación de los equipos, los once titulares alemanes posaron ante los fotógrafos tapándose la boca. Respondían así a la prohibición emitida por la Federación Internacional esta semana, ordenando a los jugadores que no portaran símbolos de contenido político en público, en sintonía con el Gobierno de Qatar, cuyas leyes criminalizan la homosexualidad y la libertad de expresión en lo que respecta, por ejemplo, al Emir y su familia.

“Quisimos lanzar el mensaje de que la FIFA está silenciándonos”, dijo Hansi Flick, el seleccionador alemán, tras el partido.

Ante el intento de los capitanes de Países Bajos, Alemania, Inglaterra, Bélgica, Gales, Dinamarca, Francia y Suiza de portar un brazalete que expresaba la reivindicación de los derechos de las minorías homosexuales y LGTBI, el organismo que regula el fútbol mundial amenazó con sanciones. La FIFA, organizador de la Copa del Mundo más controvertida de la historia después de Argentina 78, advirtió a las federaciones que portar el brazalete implicaría una tarjeta amarilla inmediata para sus capitanes, además de multas económicas.

Virgil van Dijk, capitán de Holanda, y Harry Kane, el capitán de Inglaterra, entre otros, se echaron atrás. Manuel Neuer, el capitán alemán, amenazó con resistir y pagar la multa de su bolsillo, si era preciso, según fuentes próximas a la selección alemana. Las presiones de los patrocinadores de la federación germana se multiplicaron entre el lunes y el miércoles. Finalmente, los jugadores titulares optaron por manifestarse tapándose la boca en señal de protesta contra lo que creen constituye una privación de su ejercicio del derecho fundamental a la libre expresión durante el Mundial de Qatar.

El capitán alemán terminó luciendo el brazalete negro sí autorizado por la FIFA con el lema No discrimination, una campaña impulsada por el organismo internacional en defensa de múltiples causas sociales y para eludir las críticas directas al emirato. Neuer portaba, además, ese brazalete, de color negro, por debajo de la camiseta de manga corta, no por encima. Eso llevó al árbitro del encuentro a exigirle que fuera más visible.

Ya la víspera del partido, el director de la selección alemana, Oliver Bierhoff, denunció como censura la prohibición por parte de la FIFA del brazalete inclusivo One Love. La protesta de Bierhoff, subcampeón del mundo con Alemania en el Mundial de 2002, está en el origen del gesto de taparse la boca de los jugadores en la foto oficial del partido.

En el palco, la ministra del Interior de Alemania, Nancy Faeser, lució el brazalete ‘One Love’, sentada junto al presidente de la Federación de Fútbol de Alemania, Bernd Neuendorf.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre el Mundial de Qatar

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS